Esteros de Farrapos

Pantanos, aves y fauna increíble!

Un paseo para el alma.

Parque Nacional de los Esteros de Farrapos e islas del río Uruguay
Departamento: Río Negro.
Ruta: 24, a la altura del kilómetro 364 de la ruta 3.
Cómo llegar: Desde Montevideo se toma la ruta 3 hasta Young, desde allí por la ruta 25 y luego por la 24 que lleva a San Javier, donde está el Centro de Recepción de Visitantes. Desde Fray Bentos la salida es por la ruta 2 hasta 24 que también pasa por Nuevo Berlín.

Entre los esteros, el albardón, la paleocosta, los canales y las 24 islas e islotes sedimentarios, son 20,205 hectáreas de bañados, pajonales, bosques riparios, campos naturales, marismas, ciénagas, estancamientos de agua dulce denominados tuberas, dentro de un ecosistema casi cerrado vinculado con el río que le entrega su nombre al país. Es el pantanal fluvial más grande de Uruguay, con un área continental de 6.705 hectáreas que limitan al norte con las colonias San Javier, Ofir y Luis Alberto de Herrera, y al sur con la localidad de Nuevo Berlín. Durante años perteneció al Instituto Nacional de Colonización, que nunca la fraccionó por ser inundable, y que en 2001 lo transfirió al Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, junto a dos islas, también hay islas del MGAP y privadas.
Se comporta como un gran corredor biológico sometido a constantes cambios, por la intervención humana (técnicamente denominada antrópica) y por influencia de la represa de Salto Grande. “El ecosistema es muy sensible a la apertura de sus compuertas porque altera la dinámica natural de los caudales y nos sorprende, porque el río Uruguay crece aunque no llueva en la zona”, explica el ingeniero agrónomo Daniel Jaso, coordinador de las Áreas Protegidas de Montes del Queguay y Esteros de Farrapos.
En 2004 los esteros y 24 islas fueron declarados Sitio Ramsar, el segundo del país después de los Humedales de Rocha, de acuerdo a la convención internacional para la conservación y el uso racional de los humedales cuyo punto focal es la Dirección Nacional de Recursos Naturales dependiente del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca. En noviembre de 2008 ingresa formalmente al Sistema nacional de Áreas Protegidas, como Parque Nacional, luego de una audiencia pública realizada en el histórico Galpón de Piedra de San Javier. Fue la segunda área ingresada al Sistema luego del Paisaje Protegido de la Quebrada de los Cuervos.

Habitantes del pantano
El suelo de Farrapos se caracteriza por un drenaje incompleto y, por lo tanto, por la proliferación de zonas inundadas. El agua demora en retirarse, entre algarrobos y espinillos de las zonas topográficamente más elevadas, que conforman la paleocosta, donde se desarrolla el ecosistema de bosque de parque. El terreno está ocupado por caraguatales, pajonales, carrizales, praderas y monte nativo. En el monte ribereño se encuentran sarandíes, sauces criollos, mataojos, laureles, ceibos, plumerillos, sangre de drago, guayabos blancos, viraró, amarillos, blanquillos, chal-chales, palos cruz. Pero el árbol emblemático es el ingá, que soporta las condiciones de anaerobiosos que provocan las inundaciones y que colabora con el freno de la erosión. También hay orquídea criolla, plumerillo rojo y rosado en el bosque de parque.
Pero lo que conmueve es la presencia de especies en peligro de extinción. Allí sobreviven el puma legendario, y el aguaraguazú el más grande de los cánidos sudamericanos cuyos registros son casi inexistentes. Entre los mamíferos abundan los carpinchos y los zorros de monte, pero también está presente el ciervo axis, una especie exótica de origen africano, introducida por el millonario argentino Aarón de Anchorena, creador del parque que lleva su nombre en el cercano departamento de Colonia.
Esteros de Farrapos es uno de los pocos sitios de la región donde se observan bandadas de hasta 150 chajaes. Con el ave más característica de los bañados de campaña, que suele vivir en pareja, conviven garzas, cuervillos, espátulas rosadas, patos criollos, gallaretas, becasinas, jacanas, águilas pescadoras, martín pescador, urracas, gavilanes, caranchos, capuchinos, boyeros, torcazas, gallinetas, cardenales, picaflores, horneros, carpinteros, teros, tamborcitos, pirinchos y pavas de monte, entre 220 especies.
La zona más profunda del estero está cubierta por su vegetación más típica: juncos, camalotes y carrizales, junto con jazmines del Uruguay e ibiscos de bañado. Ese es también el reino de los ofidios y los anfibios: cruceras, yararás, tortugas, lagartos y sapos.

Images

Map